El caso de Mila: amputación de extremidad posterior izquierda

En esta ocasión os contamos el caso de Mila, una gatita siamesa de tan solo tres meses cuya historia comienza de una forma triste…pero que termina con un final feliz. Los actuales propietarios de Mila la encontraron en la calle malherida, había sido atropellada y tenía su pata izquierda trasera...